Search
  • Alex Garcia

Lo que nunca debes comer


El pecado de la mujer causo una tragedia a su esposo Adán; ella le dio de comer del mismo fruto que ella había comido y es una de las formas en las que el diablo opera una persona que desobedece, lleva a desobedecer a los demás.


Por otro lado, vemos a Daniel que decidió no contaminarse con la comida del rey al igual que sus tres amigos, Daniel decidio obedecer y esto llevo a sus tres amigos a obedecer.

El diablo le ofreció a Jesus una piedra, queriendo decir que era un pan, y Jesús respondió que no solo de pan viviría el hombre, y por él rechazó de Jesús a las ofertas del diablo; nosotros podemos reprender al diablo y obedecer a Dios.


En estos tres escenarios vemos un 

denominador comun y es el alimento. Primero un fruto, que fue el instrumento para que Adán y su mujer salieran del lugar de la delicia, el Edén, se menciona igualmente los alimentos contaminados en Babilonia que fueron ofrecidos a Daniel y sus amigos, más adelante el diablo le ofrece a Jesus que convierta una piedra en un pan. Estos son solamente algunos de los ejemplos que la palabra de Dios menciona donde en el pecado están involucrados alimentos.


El diablo no tentó a Adan y su mujer con algo que él hubiera creado, el árbol y el fruto eran creación de Dios. Nabucodonosor estaba contaminando su reino con alimentos que el no había generado, los alimentos los origino Dios, pero Nabucodonosor los había dedicado a los falsos dioses que él adoraba en babilonia El diablo quería tentar a Jesus con una piedra que él no había originado.


¡El diablo es atrevido y quiere hacer caer a las personas con cosas que el no ha creado, porque el diablo no crea nada! El no origino ni el fruto, ni el árbol, ni los alimentos en Babilonia, ni la piedra. Todo lo que hace el diablo es imitar y toda imitación es falsedad y lo falso no tiene valor y luego no sirve para nada.  

En cambio, todo lo que Dios nos da es original, bueno y bueno, en gran manera, y todo lo del diablo está distorsionado y es malo y malo en gran manera.

Muchas personas se están alimentando de algo que proviene de Dios, pero permitieron que el diablo lo distorsionara; no se están alimentando de lo verdadero y cuando una persona no se alimenta de la forma correcta, se muere. Por ello en la iglesia de Jesucristo muchos han muerto espiritualmente, porque pensaron que estaban comiendo el pan  

verdadero, pero realmente estaban comiendo lo que el diablo había distorsionado una piedra y es tiempo de que la iglesia de Jesucristo tenga el discernimiento del Espíritu Santo para diferenciar lo verdadero de lo falso.


Acab se casó con Jezabel, ella apartó a los hijos de Dios del temor al Dios verdadero, porque ella les dio a comer el pan falso que les servían en sus mesas; ese alimento provenía de Dios, pero estaba distorsionado, porque era adjudicado y dedicado a una falso dios Baal, no al verdadero Dios que lo proveía.


Por ello es importante saber en qué mesa nos estamos sentando hoy en día y que alimento estamos comiendo. También debemos probar a los que están a nuestro lado para saber si los alimentos en sus mesas están siendo dedicados al único y verdadero Dios Jehová o están contaminados porque permitieron que el diablo los contaminara.


Jesus es el pan que descendió del cielo (Juan 6:51) El es nuestro alimento, todo lo que tenemos proviene del Padre Eteno y no vamos a dedicarlo a las tinieblas o permitir que el diablo distorsione el verdadero origen de nuestra provisión y sustento.

¡No vamos a tolerar lo falso en Juan 316, lo falso va a ser expuesto y no prospera!


Pastor Alexander García

10 views1 comment

Recent Posts

See All