Search
  • Alex Garcia

El corazón

Es importante entender que Dios tiene emociones porque también tiene un corazón, y nosotros fuimos creados a su imagen y semejanza. Dios dijo de David que era un hombre conforme a su corazón.

Para poder llegar a tener un corazón conforme al de Dios debemos entregárselo a Él y descontaminarnos de todo pecado, no podemos vivir conforme al estándar humano sino que debemos conocer el corazón de Dios para hacer su voluntad y estar a la medida y estatura del varón perfecto. Efesios 4:13

El corazón es el que impulsa a la conciencia a que tome buenas decisiones o malas decisiones.


Marcos 7:21-23

Este capítulo nos da trece señales de lo que impulsa un corazón cuando no hay temor de Dios, cuando una persona no le ha entregado el corazón a Dios no podemos decir que es buena, ya que el corazón natural es quien decide escoger que es bueno y que es malo y todo ello a causa del pecado del primer Adán.


Génesis 3:5 dice “Dios bien sabe que, cuando ustedes coman del fruto de ese árbol, serán iguales a Dios y podrán conocer el bien y el mal.” En realidad no importa que tan buenas obras realiza una persona si no le ha entregado su corazón a Dios, porque solo por las obras no se puede determinar si alguien es bueno, Y allí está el error de muchas personas que se equivocan y se dejan llevar por el corazón humano, catalogándose a sí mismos o a otros como “buenos” solo por sus obras.


A través de la vida de David tenemos un gran ejemplo para reflexionar y poder descubrir como él lo hizo y saber en qué momento se quebrantó su corazón, en que momento el rey David decidió el escoger entre lo que era bueno y era malo.

Él identificó una iniquidad en su vida y fue honesto para con Dios, porque las malas decisiones de sus antepasados, decisiones que él no quería nuevamente repetir y vivir lo alcanzaron a él nuevamente al permitir que sus propias decisiones y no las de Dios guiaran su vida.

En el Salmo 51:5 el rey David expone un corazón que no había sido entregado a Dios por parte de sus padres “En pecado me concibió mi madre” y en el Salmo 51:4 Reconoce que él actuó de la misma forma que sus antepasados los hicieron por alejar su corazón de Dios. Es importante que puedas hoy descubrir en que momento se quebrantó tu corazón, ya sea por el rechazo, el dolor, la soledad ... Un corazón que transmite emociones dañadas puede llevarte hacia el pecado a pensar que puedes discernir entre el bien y el mal.

Hoy puedes ser humilde, responsable y permitir que el Espíritu Santo te examiné para que puedas descontaminarte y despojarte de todo aquello que te aleje de Dios y entender que esta decisión no es solamente para tu propio bien sino para las generaciones venideras.


Dios no quiere descalificarnos sino todo lo contrario, Él quiere limpiarnos y crear en nosotros un corazón sano y puro, y como el rey David, reconocer nuevamente que necesitas un corazón limpio y ser una vez más fiel a Dios.


Pastor Alexander García


8 views0 comments

Recent Posts

See All